SAC
Servicio de Atención a la Ciudadanía

Noticias

El Coronavirus, a los ojos de un niño

Educación |

Los escolares rinconeros dan ejemplo de responsabilidad y animan a quedarse en casa, mientras expresan que todos juntos saldremos de ésta

Dice una canción de ‘Celtas Cortos’, que además da título a uno de sus discos: “En estos días inciertos en que vivir es un arte”, y esa frase puede aplicarse a la actualidad que nos ha tocado vivir, con un estado de alarma por la pandemia sanitaria del Coronavirus y con otros problemas derivados, como el cierre de empresas y la incertidumbre laboral, en muchos casos.

En estos días inciertos, en La Rinconada, muchas puertas y ventanas de domicilios, aparecen decoradas con dibujos de los más pequeños de la casa. Dibujos que representan el campo, el arcoíris, a los amigos y amigas que hace días que no ven en persona y demás cosas que plasman en el papel los deseos de los niños y niñas del municipio. Y en todos ellos, emergen dos frases que resumen a la perfección su sentir y su lección ante el Covid 19: “Quédate en casa” y “Todo saldrá bien”.

Los niños de La Rinconada están siendo un ejemplo de comportamiento durante el Estado de alarma. Para ellos y ellas, como para el conjunto de la sociedad, no está siendo fácil, pero están comprometidos y se han grabado a fuego que, para salir de ésta, hay que pasar la cuarentena sin salir. Ahí fuera esperan los parques, las atracciones infantiles, las excursiones, los amigos y compañeros, la familia… pero por su bien y por el de los demás, deben esperar para reencontrarse con todo eso. Y vaya si lo están haciendo.

Los centros escolares han explicado en las aulas qué es el Coronavirus y cuáles son las pautas que se deben seguir para protegerse de su contagio. El profesorado ha hecho una labor espectacular para planificar a distancia el desarrollo del curso y la lista de tareas se complementa con videoconferencias y asesoramiento on line. También en este sentido trabaja el Gabinete Psicopedagógico de La Rinconada. Además, el ingenio ha hecho acto de presencia y las nuevas tecnologías están dando pie a reuniones en grupos, atención personalizada, respuesta a dudas y un largo etcétera que ayuda a los más pequeños a mantener el contacto con el exterior.

Por otro lado, las familias se han volcado para conciliar el trabajo o teletrabajo con las necesidades de los infantes y el ritmo vertiginoso de la vida ha ofrecido una tregua que está permitiendo disfrutar de momentos únicos, porque no todo iba a ser malo.

Una vez más, como en tantas cosas, los niños y niñas nos dan un ejemplo al resto de la sociedad, así que, hagámosles caso, quedémonos en casa y confiemos en que todo saldrá bien.

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.